La obra de Lasa­la para gui­ta­rra es bas­tan­te exten­sa para un com­po­si­tor que no era gui­ta­rris­ta, pro­ba­ble­men­te por­que los com­po­si­to­res nacio­na­lis­tas con­si­de­ra­ban a la gui­ta­rra como el ins­tru­men­to nacional.

Ángel Lasa­la nació en Bue­nos Aires el 9 de mayo de 1914. Se gra­duó del Con­ser­va­to­rio Nacio­nal López Buchar­do (Bue­nos Aires), don­de estu­dió con Athos Pal­ma, José Gil, y  Ernes­to de la Guar­dia. Fue pia­nis­ta, com­po­si­tor y peda­go­go. En los perío­dos 1961–63, 1967–69, y 1981–84, fue pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Argen­ti­na de Com­po­si­to­res. Ense­ñó con­tra­pun­to y fuga en la Escue­la Gene­ral Lemos, y más tar­de Rit­mo y armo­nía con­tem­po­rá­nea en el Con­ser­va­to­rio Nacio­nal López Buchar­do. Lasa­la tam­bién fue pro­fe­sor de Músi­ca de cáma­ra en el Con­ser­va­to­rio Muni­ci­pal Manuel de Falla (Bue­nos Aires). Fue direc­tor de este con­ser­va­to­rio entre 1976 y 1984.

El esti­lo de Ángel Lasa­la se man­tu­vo apar­ta­do de la van­guar­dia argen­ti­na. En 1945, a los vein­ti­cin­co años, escri­bió el que posi­ble­men­te sea su tra­ba­jo más impor­tan­te, la leyen­da coreo­grá­fi­ca Chas­ka Ñahui (en que­chua, Ojos del luce­ro), que reci­bió el Pre­mio Nacio­nal de Ballet en ese mis­mo año. Aquí desa­rro­lló el esti­lo que carac­te­ri­za­ría su obra para el res­to de su vida. Ele­men­tos de este esti­lo son un tona­lis­mo cla­ro y un fuer­te carác­ter nacio­nal, con el agre­ga­do oca­sio­nal de espa­ño­lis­mos. Algu­nas de las obras nota­bles en este esti­lo son tam­bién la Can­ta­ta San­ta María de los Bue­nos Aires (1980, encar­ga­da por la ciu­dad de Bue­nos Aires para el 400mo ani­ver­sa­rio de su fun­da­ción), y Trío de las serra­nías (recien­te­men­te gra­ba­da por Paqui­to D’Rivera). Otro ele­men­to impor­tan­te en su músi­ca es el home­na­je recuen­te a otros com­po­si­to­res, en obras que con­tie­nen ele­men­tos del esti­lo del com­po­si­tor ele­gi­do. Por ejem­plo, su Cuar­te­to no. 3 es un home­na­je a Alber­to Williams, y las úni­cas obras que se apar­tan del esti­lo nacio­na­lis­ta son sus home­na­jes a Bach y Debussy.

Obras

Guitarra sola

Home­na­jes (a J. S. Bach, C. Debussy, y M. de Falla, 1947)

Pre­lu­dios ame­ri­ca­nos (1947)

Home­na­je a Luis Gian­neo (1968)

Dos guitarras

Sui­te de doce cuer­das (1970)

Requie­bros (1974)

Guitarra, oboe, flauta y percusión

Siglos (1987)

Dos guitarras y orquesta

Con­cier­to para dos gui­ta­rras y orques­ta (1961)